Blog sobre cerveza, cultura, cata, estilos, curiosidades, servicio…

Hacer cerveza paso a paso con un equipo casero La fermentación primaria

Rehidrata la levadura en un vaso de agua mineral hervida a temperatura ambiente (15-25ºC) 15 minutos antes de su uso. La levadura no se disuelve y queda en suspensión.

Cuando el mosto esté entorno a los 25ºC, añade la levadura rehidratada y remueve vigorosamente durante al menos 10 minutos para repartirla y para oxigenar el mosto. La levadura necesita oxígeno para iniciar su proceso metabólico. No temas una contaminación del mosto: la actividad de las levaduras produce unas sustancias, por ejemplo, alcohol, que inhiben el crecimiento de otros microorganismos.

Tapa el fermentador, nunca herméticamente (puedes usar borboteador),y olvídate hasta 12 o 14 horas después,que es cuando se apreciarán ya signos de actividad. Si usas un fermentador cerrado con borboteador, empezará a burbujear.

Si pasadas 24 horas no ves indicios de actividad:
1º Comprueba que la temperatura es la correcta en un termómetro ambiental cercano al fermentador o en el termómetro adhesivo del fermentador. 
2º Esteriliza la pala, abre el fermentador y remueve durante 30 segundos para oxigenar el mosto y ayudar a la levadura a activarse.

Si pasadas 12 horas, no percibes actividad, echa medio sobre de levadura en una taza de mosto tibio dulcificado con un poco de azúcar, viértelo en el fermentador y remueve con la pala esterilizada durante 30 segundos.

Durante unos días, la cerveza se cubrirá de una gruesa capa de espuma de un aspecto horrible que no debe retirarse. Olvídate de la cerveza unos 5 días.

Leave a comment.

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies