Blog sobre cerveza, cultura, cata, estilos, curiosidades, servicio…

Hacer cerveza paso a paso con un equipo casero El MALTEADO

El malteado es el proceso al que se somete cualquier cereal para convertirlo en malta. 

Así que ya puedes desterrar la idea de que la malta es un tipo de cereal y que tienes campos de malta delante de casa. 🙂 

A pesar de que esta fase del proceso cervecero, la del malteado, no  de la que seguramente nunca tendrás de ocuparte ni preocuparte, aunque es bueno que lo conozcas bien, como cualquier otra fase del proceso, para entender qué es la cerveza. 

El malteado requiere unas instalaciones amplias y costosas. La mayoría de cerveceros, incluso las fábricas, compran la malta a maltearías especializadas en lugar de cereal crudo para maltearlo. Solo aquellas cerveceras que consideran que maltear ellos su propia malta aporta un extra a su producto, destinan tiempo y recursos a esa fase del proceso.

¿Qué es y para qué sirve el malteado?

Maltear un cereal es, básicamente, provocar la germinación del grano de cereal e interrumpirla a base de secarlo con calor, quitándole la humeadad.

Los granos malteados desarrollan las enzimas que se necesitan para convertir el almidón del grano en azúcar con eficiencia. 

Se pueden maltear cualquier cereal, aunque es la cebada el cereal malteado más habitual. otros granos, aunque la malta resultante puede que no tenga el contenido enzimático suficiente La cebada es el cereal malteado más común, debido a su alto contenido en enzimas. 

La malta se usa principalmente para fabricar cerveza, whisky y vinagre de malta. En algunas regiones se utiliza también para fabricar sustituto de café, caramelo y harina de malta.

El motivo de germinar las semillas es para que se formen, durante este proceso, las enzimas necesarias y se realicen los cambios necesarios en la estructura molecular de los componentes de la semilla para obtener de ella la mayor cantidad de moléculas de azúcares fermentables y nutrientes básicos para la levadura.

Luego debe detenerse esta germinación para que la planta que está creciendo no consuma los azúcares del grano.

¿Cómo es el proceso de malteado?

El típico proceso de malteado de la malta clara se desarrolla de la siguiente manera:
Los granos frescos (sin haberlos sometido a ningún proceso previo) se lavan y se dejan reposar.
Se les proporciona un grado de humedad constante para promover la germinación y el crecimiento del acrospiro; es decir, del pequeño tallo que comienza a crecer del grano.
Se deja crecer el acrospiro hasta una longitud similar a la de la semilla, o un poco menos. Este proceso tarda unos 4 ó 6 días en el caso de la cebada cervecera.
Tras esto, la malta verde se calienta a una temperatura de 38 °C a 49 °C durante veinticuatro horas, y después de 60 °C a 71 °C, hasta que el contenido de humedad sea menor del 6 por ciento.

Leave a comment.

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies