Blog sobre cerveza, cultura, cata, estilos, curiosidades, servicio…

Hacer cerveza paso a paso con un equipo casero El Molturado

El molturado o molienda, el primer paso del proceso de elaboración de cerveza.

Hacer cerveza en casa paso a paso molturado en 2D2Dspuma Grano bien molturado

El molturado es una fase a la que no se le presta demasiada atención, sin embargo, de la molienda del grano depende mucho la eficiencia del macerado. 

El molturado consiste en romper el grano de la malta lo suficiente para que el agua llegue al interior, conservando la cáscara de los granos de malta lo más intacta posible, ya que la cáscara hará la función de elemento filtrante natural.

El objetivo del molturado es que el agua caliente entre en contacto con la mayor superficie posible del grano para facilitar la conversión enzimática.

CONSEJO: -No intentes molturar la malta con un rodillo. Acabarás hasta las narices. Te lo digo por experiencia.

-Pon una bolsita sobre los rodillos para no dejar la casa hecha un asco.

ES IMPORTANTE: Que el molturado de la malta se efectúe inmediatamente antes de la elaboración, porque el grano molturado pierde propiedades rápidamente.

Molturar o moler no significa triturar o pulverizar.

Un molturado muy fino facilita que el agua y el grano entren en contacto y el agua puede extraer más almidón del grano. Pero si molturamos el grano muy fino y formamos harina, ¿qué crees que pasará? ¿Qué pasa si mezclas harina y agua? Pues que formas una pasteta, un engrudo del que no podrías luego extraer nada y encima se te atascarán los filtros. Ah, eso sí… puedes hacer pan.

Si el molturado es muy grueso, es muy cómodo trabajar con la mezcla. Los trozos de grano son grandes, no hay polvo, el mosto se filtra estupendamente, no hay atascos… vamos, que es una maravilla para ti, el problema está en que, en un caso así, el rendimiento es muy bajo. Apenas extraeríamos azúcares al cereal.

¿Cómo se debe molturar la malta?

Como en casi todo en la vida, lo ideal está más o menos en el centro: molturar lo máximo posible sin llegar a formar harina.
Si el grano está poco molturado, al realizar la infusión no se extraerá todo el almidón contenido y el rendimiento de la malta será menor. Y si lo está demasiado, se formará harina y al contacto con el agua se convertirá en una pasta que dificultará el proceso, creando grumos y obstruyendo los tubos y los filtros.

Para que te hagas una idea: el grano debe romperse en 3 o 4 trozos y la cascarilla debe quedar lo más entera posible.

¿Y para qué queremos las cascarillas enteras? Pues porque las cascarillas nos ayudarán a filtrar el mosto.
Las cáscaras son flexibles, no se parten y forman un lecho filtrante por donde fluye el agua arrastrando los azúcares del grano. Entre las cascarillas se queda atrapado el grano y el polvillo sin llegar a compactarse. 

Molinillo de corona para molturar la malta.

¿Y con qué molturamos la malta para hacer cerveza?

El mejor molturado se obtiene haciendo pasar la malta entre dos rodillos separados entre sí un par de milímetros y girando a diferentes velocidades. El grano será crujido y desgarrado al mismo tiempo, la cáscara se desprenderá y el interior del grano se reducirá a pequeños gránulos.
Existen unos molinillos específicos para ese menester que dejan el grano fetén, fetén: No trituran el grano ni lo aplastan, lo que hacen es partir ligeramente el grano y separar la cáscara.

Son un poco caros pero la diferencia entre la malta que molturas tú justo antes de hacer cerveza y la que compras ya molida, que vete a saber el tiempo que lleva en un almacén, bien vale la inversión.

Leave a comment.

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies