Blog sobre cerveza, cultura, cata, estilos, curiosidades, servicio…

Hacer cerveza paso a paso con un equipo casero El Recircularo y el lavado del grano

El lavado del grano es la parte final del proceso de macerado. Su finalidad es recuperar todo el azúcar que ha quedado atrapado en el grano. A este proceso se le llama “recirculado”.

Cuando el mosto salga bien claro tras el “recirculado”, evacúa por el grifo aproximadamente un 85% de la termonevera e inicia el lavado del grano con agua a 75ºC. Hazlo del mismo modo que hiciste el “recirculado”, despacio y uniformemente, usando la cuchara para evitar “corrientes preferenciales”. Por cada tres litros de agua que añadas, recircula dos litros de mosto, es decir, recógelo en la jarra y vuelve a verterlo sobre el grano.

Recirculado del mosto

¿Cuándo acaba el lavado del grano?

Cuanta más agua agregues, más volumen de cerveza obtendrás pero menor densidad tendrá el mosto y, por ende, menos graduación alcohólica y menos cuerpo tendrá la cerveza.

Debes parar de echar agua cuando:

-La olla esté llena 3/4 de su capacidad. Se acabará de llenar con el mosto retenido por el grano dentro de la termonevera.

-Si te quieres ajustar a la graduación del 4,8%, deja de agregar agua cuando hayas obtenido 1.034 de densidad. (Durante el hervido, la densidad aumenta 10 puntos aproximadamente y alcanzarás los 1.044 que te indica la receta.)

-Si lo que quieres es lograr el máximo rendimiento de los materiales, lava el grano hasta que el mosto de salida tenga una densidad de 1.005, lo cual significará que no queda apenas azúcar en la malta.

Si lavas demasiado el grano, el mosto final puede contener taninos y silicatos.

Repite la operación hasta que el mosto salga transparente y brillante.

Hacer el lavado del grano con un caudal de salida de mosto lo más lento posible para evitar atascos y turbidez

La entrada del agua y la salida del mosto deben estar equilibradas para que siempre se mantenga como mínimo 2 centímetros de mosto por encima del grano. De ese modo se evitarán cambios de temperatura y que el grano entre en contacto con el grano y se oxide.

El flujo de salida del mosto debe ser lo suficientemente lento como para que no entre aire en el grifo. Si abres el grifo a tope, el mosto saldrá rápidamente, pero cuando la resistencia de las cáscaras filtrantes no deje pasar el mosto tan rápido como éste se evacúa, se introducirá aire y las cáscaras se compactarán, y entonces el mosto pasará muy lentamente y el proceso se alargará mucho.

Leave a comment.

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies