Blog sobre cerveza, cultura, cata, estilos, curiosidades, servicio…

los ingredientes de la cerveza

Los ingredientes fundamentales de la cerveza son 4: agua, malta, lúpulo y levadura.

Como existen decenas de tipos de malta, cientos de variedades de lúpulo, miles de cepas de levadura distinta y las clases de agua pueden ser también muy distintas entre ellas, existen casi infinitas combinaciones que dan lugar a casi infinitos tipos de cerveza. 
Además, a la cerveza se le puede añadir casi cualquier elemento vegetal (frutas, hierbas, semillas, raíces…)

Agua, el ingrediente más presente

Agua: Aunque no se le suele dar mucha importancia entre los consumidores de cerveza, un buen maestro cervecero sabe que el agua es el ingrediente principal de una cerveza.
Parte del sabor de la cerveza depende precisamente de las características del agua que se haya empleado en su elaboración. 

Malta, la esencia de la cerveza

La malta es el principal ingrediente de la cerveza, porque es lo que hace que la cerveza sea cerveza.
La malta no es un cereal, es el resultado de someter un cereal a un proceso llamado malteado. La malta se puede obtener de todos los cereales, es cereal que se ha humedecido para hacerlo germinar durante unos días y secado en un horno. Esto se hacer para transformar los almidones presentes en el cereal en maltosa, que es un azúcar fermentable.

La malta más empleada en la elaboración de cerveza y la que se emplea en mayor proporción es la malta de cebada, porque este cereal es rico en azúcares y pobre en proteínas, unas características que lo hacen muy adecuado para la fabricación de cerveza. Sin embargo, es muy habitual que las cervezas lleven también malta de trigo, centeno… e incluso cereal sin maltear.

El cereal que se emplea sin maltear se llama ‘adjunto’.

Cuando el cereal se emplea sin maltear, no aporta azúcares fermentables pero es apreciado por alguna otra aportación. Por ejemplo, la avena cruda da cremosidad a la cerveza, untuosidad y ayuda a la formación y retención de espuma.

De la malta, de sus distintas variedades, dependen el color, el cuerpo y el grado alcohólico de la cerveza.

Los distintos tipos de malta se diferencia entre ellos por el color, el sabor y el contenido de azúcares y aportan sabores y aromas diferentes a la cerveza.

La malta no es un tipo de cereal.
La malta es lo que se obtiene con el proceso de malteado de un cereal.

Lúpulo, primo hermano de la marihuana

El lúpulo es una planta aromática trepadora de la familia de las cannabáceas.
El lúpulo aporta sabor, aroma y amargor a la cerveza. Además, es un bactericida y fungida natural y ayuda a la conservación de la cerveza. 
Existen cientos y cientos de variedades de lúpulos, con características diferentes. 

Levadura, la verdadera artífice de la cerveza

La levadura es la Cenicienta de la cerveza. Nadie le hace demasiado caso, sin embargo, de ella depende el resultado final.
La levadura es la encargada de transformar el mosto en cerveza en un proceso metabólico que transforma el azúcar extraído de la malta en alcohol y dióxido de carbono. Este proceso se llama fermentación.
Además, la levadura imprime el perfil particular a cada cerveza en aroma y sabor. 
Tanta es la importancia de la levadura que las marcas más reputadas del mundo cultivan, algunas desde hace siglos, sus propias cepas para asegurar que sus productos son únicos.

Cereales sin maltear

Los cereales sin maltear no aportarán azúcares fermentables, así que no contribuirán en la fermentación, sin embargo, le confieren a la cerveza cuerpo, sabores y aromas.

Casi cualquier ingrediente que se te pueda ocurrir

Los cuatro ingredientes fundamentales de la cerveza son la malta, el agua, el lúpulo y la levadura, y esto es así sobre todo en las cervezas de consumo masivo, sin embargo, la cerveza artesana incorpora con muchísima frecuencia otros ingredientes para hacer de su cerveza un producto único, con aromas, sabores y colores especiales.

La cerveza admite cualquier ingrediente de origen vegetal, así que es muy frecuente aromatizarla con especias y hierbas aromáticas. En Bélgia es muy tradicional el empleo de frutas, sobre todo cereza y frambuesa, pero también se ha generalizado el mango, el coco, la fresa, el plátano…

También es muy frecuente el uso de miel, o de otros tipos de azúcares como lactosa.

Blog de cerveza e hidromiel
separacion blog de cervezas
¿Te ha gustado? ¿Quieres más?
error345

Leave a comment.

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies