Blog sobre cerveza, cultura, cata, estilos, curiosidades, servicio…

Como hacer pollo a la cerveza

Un clásico de la cocina con cerveza.

Ingredientes para 4 personas:

Pollo a la cerveza
Pollo a la cerveza, un clásico de la cocina con cerveza
  • 8 Muslos de pollo o 4 pechugas
  • 2 Cebollas
  • 2 Zanahorias
  • 4 dientes de ajo
  • 2 pimientos rojos
  • 50 cl de Cerveza tipo märzen o stout, o una cerveza ahumada como Menduiña María Soliña
  • 1 ramita de tomillo
  • 2 hojas de laurel
  • perejil fresco
  • Sal
  • Harina
  • Pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva
  • Tu imaginación!

Si no eres un cocinillas y no te gusta pasar horas en la cocina pero sí te gusta comer bien, rápido, barato y resultón… este plato te va a encantar. Vamos a proponerte una receta de un guiso de pollo que cuenta con un ingrediente estrella, ¡la cerveza!, y que es un clásico en la cocina.

El pollo a la cerveza es un pollo guisado en salsa, pero en lugar de utilizar agua o caldo para elaborar la salsa, utilizamos cerveza. Es quizá el plato que utiliza cerveza como ingrediente más famoso.

El pollo es una carne que admite un sinfín de elaboraciones. Además, es una carne económica, baja en grasa y que le gusta a casi todo el mundo por eso este es un plato muy socorrido, porque es fácil, económico, rápido de preparar y para todos los paladares. No, no tienes que preocuparte por el alcohol puesto que con el calor de la cocción se evapora. .

Es importante elegir bien la cerveza

Lo primero y más importante es elegir la cerveza. Ten en cuenta que la cerveza que uses va a constituir la salsa y su sabor va a dominar todo el plato. Dicho con otras palabras, el resultado final de este plato va a depender de la cerveza que eches en el guiso, así que tú verás.
La personalidad de la cerveza se trasladará al plato.

Es recomendable una cerveza potente y sabrosa, no por el alcohol, porque el alcohol se evapora con el calor, sino por el sabor y la consistencia que le aporte a la salsa.
Es muy recomendable la cerveza negra dulce tipo Imperial Stout o una Belgian Ale potente y oscura. Esos tipos de cerveza ayudarán a ligar la salsa, le darán más complejidad al plato y cierto dulzor. Si prefieres un sabor más sencillo, en el que predomine el sabor del pollo y de la guarnición, utiliza una Pils o una Märzen.

Cerveza ahumada Menduiña María Soliña, espectacular!

Te aconsejamos no emplear cervezas extremadamente amargas como las Double India Pale Ale (IIPA). No mola nada, nada.

Para contrarrestar el sabor amargo de la cerveza, añadiremos verduras y hortalizas dulces, como la cebolla, el pimiento y la zanahoria.

Sugerencia: Si utilizas una cerveza ahumada como Menduiña María Soliña, tu guiso tendrá un delicioso sabor ahumado.

Ten en cuenta que el color del plato dependerá del color de la cerveza, así que puede quedarte una salsa muy oscura, si utilizas una cerveza negra, o más clara si empleas una cerveza rubia. Esto parece una frivolidad pero tú ya sabes que hay gente que come por los ojos.

Cómo hacer Pollo a la Cerveza

Ajo cortado para el pollo a la cerveza
  1. Añadimos un poco de aceite a una cazuela y ponemos a calentar a fuego medio.
  2. Pelamos y cortamos el ajo y lo doramos en el aceite.
  3. A continuación, salpimentamos los muslos de pollo y los pasamos por un poco de harina.
  4. Añadimos los muslos o la pechuga cortada a tacos y dejamos que se hagan superficialmente (2 minutos) para que cojan el sabor del ajo frito y retiramos para terminar de hacerlos después.
  5. Pelamos y cortamos la cebolla en juliana y la zanahoria y el pimiento a tacos y los pochamos en la sartén (unos 10 minutos).
  6. Cuando la verdura esté pochada, añadimos los muslos o las pechugas.
  7. Agregamos la cerveza y el tomillo y dejamos que cueza a fuego medio hasta que se evapore la cerveza y la salsa quede espesa, unos 40 minutos. ¡Listo!
  8. Sírvelo decorado con el perejil. Además de una bonita nota de color, le aportará frescor y un punto cítrico al bocado.

Ya está. Ya tienes listo un plato delicioso, saludable, económico…

Y lo mas importante: como el mundo de la cerveza es tan amplio y existen tantos tipos de cerveza, con sabores y aromas distintos, puedes preparar infinidad de versiones de este plato, totalmente diferentes entre sí, CON SOLO CAMBIAR LA CERVEZA.

¿Te ha gustado? ¿Quieres más?
error345

Leave a comment.

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Información básica sobre protección de datos
Responsable Dos dedos de espuma +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies